Chargement en cours

la disputa por la edad, los despistes y la mala memoria se toma la campaña

la disputa por la edad, los despistes y la mala memoria se toma la campaña

La edad se ha convertido en el incómodo tema central de la carrera presidencial en Estados Unidos. El mandatario y aspirante a la reelección, Joe Biden, a sus 81 años, es ya el presidente de mayor edad en la historia del país; y su más probable rival en los comicios de noviembre, Donald Trump, no está muy lejos, pues cumplirá 78 años el 14 de junio. Esto, sumado a errores, confusiones o malinterpretaciones de sus discursos, ha tornado la campaña en un intercambio de mofas y críticas, aumentando las dudas entre los votantes. ¿Cuánto afecta la edad el desempeño de un presidente y qué impacto puede tener en una candidatura?

« Tiene aproximadamente la misma edad que yo, pero no recuerda el nombre de su esposa », fue el comentario del presidente de EE. UU., Joe Biden, en una entrevista el 27 de febrero. Hacía referencia a Donald Trump, luego que llamara « Mercedes » a su esposa, Melania, durante la Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC). Sin embargo, el equipo de campaña del exmandatario aclaró que se refería a su exdirectora de Comunicaciones, Mercedes Schlapp, que estaba sentada en primera fila del evento.

Menos de una semana después, el viernes 1 de marzo, el criticado fue Biden, también por su mala memoria, al confundir dos veces a Gaza con Ucrania cuando anunciaba que su país entregaría ayuda humanitaria a los palestinos del enclave.

Esos son dos recientes ejemplos de un controversial tema que, a medida que se acercan las elecciones de noviembre, ha tomado fuerza en la campaña y más luego del informe del fiscal especial Robert Hur sobre los problemas de memoria del actual Presidente de los Estados Unidos, entregado el pasado 9 de febrero.

Tras dar a conocer el parte en el que se vincula este problema a su edad, Biden declaró furioso en una rueda de prensa: Tengo buenas intenciones, soy un hombre mayor y sé qué diablos estoy haciendo. Puse a este país nuevamente en pie ». 

Aunque el documento de Hur eximió a Biden de retener documentos clasificados de su periodo como vicepresidente, reavivó el debate en el país sobre la edad del presidente y constituyó un fuerte revés para su campaña a la reelección, al describirlo como « un anciano agradable, bien intencionado y con mala memoria ».

El expresidente Donald Trump en una reunión el 18 de noviembre de 2023 en Fort Dodge, en Iowa, y el presidente Joe Biden en una reunión en la Casa Blanca el 11 de diciembre de 2023.

El expresidente Donald Trump en una reunión el 18 de noviembre de 2023 en Fort Dodge, en Iowa, y el presidente Joe Biden en una reunión en la Casa Blanca el 11 de diciembre de 2023. © AFP

La edad de Biden y también la de Trump, aunque en menor medida, han generado gran incertidumbre. Una parte considerable de los votantes duda que alguno de ellos pueda afrontar un nuevo periodo presidencial. Una encuesta de ABC News/Ipsos, realizada después de la publicación del dictamen de Hur, lo confirma, al mostrar que un 59% de los estadounidenses cree que tanto Biden, de 81 años, como Trump, de 77, “son demasiado viejos para otro mandato”.

Otro sondeo nacional, de la Universidad de Quinnipiac, publicado el miércoles 21 de febrero, presentó datos todavía más extremos: el 67% de los votantes piensa que Biden es demasiado mayor para cumplir otro mandato, frente a un 57% que opina lo mismo de Trump.

Al respecto, Tammy R. Vigil, experta en Comunicación Política de la Universidad de Boston, afirma que “para Biden, ser el presidente de mayor edad que haya tenido la nación es un desafío porque somos una sociedad que tiende a valorar la juventud. Biden es viejo, eso está claro. Sin embargo, a él se le critica esto con mucha más frecuencia que a Trump, a pesar de que ambos son bastante mayores” y, agrega en la entrevista con France 24, que lo cierto es que la edad importa en ambos casos:

La edad es definitivamente una consideración clave en estas elecciones porque la percepción que el presidente necesita ser fuerte y vigoroso todavía influye en los votantes estadounidenses, sea esto apropiado o no.

Confusiones y errores, caldo de cultivo de mofas en la campaña

Para Alexander Keyssar, profesor de la Escuela de Gobierno Kennedy de la Universidad de Harvard, “la edad avanzada implica, básicamente, una preocupación por una posible enfermedad o muerte durante el cargo”.

En resumen, “se trata de dos inquietudes: ‘¿Es esta persona capaz de hacer el trabajo?’ y, de ser capaz, ‘¿va a vivir para terminarlo?’”, añade el historiador en un análisis para la Universidad de Harvard, en el que se subraya que los dos candidatos saben que la edad, la agudeza mental y la aptitud física son cuestiones que le interesan mucho a los votantes.

Consciente de eso, el expresidente Donald Trump ha usado constantemente en campaña la edad de Biden y algunos errores o confusiones, e incluso su tartamudez, para cuestionar su aptitud mental para el cargo.

El 5 de enero, después de que el mandatario lo llamara “mal perdedor”, el expresidente se burló de Biden. « ¿Lo viste? Estuvo tartamudeando todo el tiempo (…) Está diciendo que soy una amenaza para la de-de-mocracia ».

Biden, efectivamente, se ha confundido en sus discursos. El mismo día que intentaba defenderse del informe del fiscal especial Robert Hur tuvo un desliz cuando hablaba del presidente egipcio, Abdelfatah al-Sisi, al afirmar que era el de México, Andrés Manuel López Obrador.



Y los partidarios de Trump no han tardado en sacar provecho del tema. « Si eres demasiado senil para ser juzgado, entonces eres demasiado senil para ser presidente. Joe Biden no es apto para liderar esta nación », indicó en ese momento el portavoz de la campaña Make America Great Again Inc, Alex Pfeiffer.

Aunque las críticas de Trump han ido creciendo con los meses. El exmandatario republicano ha experimentado numerosos deslices verbales y desaciertos, algunos de los cuales Biden compartió en redes sociales con el mensaje: « Donald, hombre. Revisa esta cinta ».

Entre otras, Trump confundió los líderes de Hungría y Turquía, alertó que el país estaba al borde de la Segunda Guerra Mundial, dijo que derrotó a Barack Obama en lugar de Hillary Clinton y se refirió a su principal rival de las primarias, Nikki Haley, como si fuera la demócrata Nancy Pelosi

¿Una cuestión de edad?

La rival republicana de Trump en las primarias, Nikki Haley, de 52 años, ha insistido durante toda la campaña en su propuesta para que los políticos estadounidenses de más de 75 años se sometan obligatoriamente a “pruebas de capacidad mental”.

Sin embargo, expertos desestiman que la edad o las confusiones sean signos de incapacidad para un cargo como ser presidente. Steven Austad, doctor en Biología y profesor especializado en envejecimiento de la Universidad de Alabama, lo explica de esta manera a France 24:

Lo que queremos en un presidente es alguien capaz de tomar decisiones. Mientras no veamos signos de que la calidad en su toma de decisiones ha sido afectada por su edad, no lo veo como un problema. Hasta ahora, ninguno de los dos posibles candidatos parece actuar de una manera que afecte su toma de decisiones”

Con él concuerda S. Jay Olshansky, profesor de Salud Pública de la Universidad de Illinois e investigador asociado del Centro sobre Envejecimiento de la Universidad de Chicago.

No creo que el número de vueltas al sol deba ser un factor de descalificación. Creo que es más la toma de decisiones lo que influye en lo que debería considerarse un buen presidente de los Estados Unidos. No hay duda que, a mayor edad, mayores son los riesgos de que las cosas salgan mal. Sin embargo, su edad en sí no es tan relevante. Nunca lo ha sido”, afirma Olshansky a France 24.

El presidente estadounidense, Joe Biden, pasea en bicicleta por el parque estatal Gordons Pond en Rehoboth Beach, Delaware, el 10 de julio de 2022.
El presidente estadounidense, Joe Biden, pasea en bicicleta por el parque estatal Gordons Pond en Rehoboth Beach, Delaware, el 10 de julio de 2022. © AFP – Nicholas Kamm

Para estos investigadores es normal que haya confusiones en nombres y lugares, dado el trabajo con el que lidia un presidente cada día.

“Es totalmente normal no recordar cosas y eso comienza a los 30 años. No empieza cuando tenemos 70 u 80. Estos son cambios que se ven en las personas, incluso cuando son más jóvenes, y no tiene nada que ver con la toma de decisiones”, añade Olshansky al subrayar que Biden “hace malabares con una gran cantidad de hechos con los que tiene que lidiar en cualquier momento, a lo que se suma una agenda de viajes, cámaras y micrófonos las 24 horas del día”.

Estoy seguro de que el resto de nosotros estaríamos cometiendo errores todo el tiempo si nos graban continuamente. Simplemente, es extremadamente difícil para la mayoría de las personas. Así que cuando se equivocan, no me preocupa demasiado, indica Olshansky.

En el tema físico, ambos expertos en envejecimiento señalan que Biden y Trump siguen siendo físicamente capaces, incluso con esas agendas exigentes. 

« Los dos tienen más probabilidades que el hombre promedio de su edad de sobrevivir los próximos cuatro años. Biden tiene un estilo de vida muy saludable, hace ejercicio todos los días y tiene antecedentes familiares de longevidad excepcional. Entonces, aunque tiene artritis y neuropatía periférica, su estilo de vida ayuda mucho. Trump también tiene antecedentes familiares de longevidad, pero no ese mismo estilo de vida », agrega Olshansky.

En esa misma línea, el propio presidente ha intentado despejar dudas; el 28 de febrero, por ejemplo, divulgó los resultados de su examen médico anual, el cual indicó que « sigue estando en condiciones de desempeñar su cargo y ejecuta plenamente todas sus responsabilidades sin excepción ».

Sin embargo, especialistas como Austad ven imprescindible fortalecer ante el público la “transparencia sobre su estado de salud » y sugieren, para zanjar el tema, que un panel independiente de médicos evalúe a los candidatos y divulgue esa evaluación.

¿Por qué la preocupación es mayor con el presidente?

El 14 de junio, Donald Trump cumplirá 78 años. Joe Biden cumplirá 82 años el 20 de noviembre, dos semanas después de las elecciones generales. Cualquiera de los dos sería el inquilino de mayor edad de la Casa Blanca al final de su eventual mandato (86 para Biden y 82 para Trump). Sin embargo, los estadounidenses tienen más preocupaciones y críticas sobre el octogenario político demócrata.

Una encuesta, realizada por NBC News y publicada el 6 de febrero, encontró que el 76 % de los votantes mostraba preocupaciones importantes o moderadas cuando se le preguntó si Biden tiene “la salud física y mental necesaria para ser presidente para un segundo mandato”. A la misma pregunta sobre Trump, el 48 % dijo que tenía inquietudes relevantes o moderadas al respecto.

Para especialistas en comunicación política, el hecho que la diferencia de edad no sea grande pero los dos sean vistos de manera diferente, tiene que ver con su manejo mediático del tema.

El expresidente estadounidense Donald Trump baila en el escenario durante la reunión de verano de 2023 del Partido Republicano de Alabama en el Renaissance Montgomery Hotel el 4 de agosto de 2023 en Montgomery, Alabama.
El expresidente estadounidense Donald Trump baila en el escenario durante la reunión de verano de 2023 del Partido Republicano de Alabama en el Renaissance Montgomery Hotel el 4 de agosto de 2023 en Montgomery, Alabama. Getty Images via AFP – JULIE BENNETT

“Biden físicamente se ve viejo y eso le crea barreras, sobre todo cuando intenta ganarse el voto juvenil. Para Donald Trump, su fanfarronería le da el aura de un hombre más joven, a pesar de que no es mucho menor que el actual presidente », sostiene Tammy R. Vigil

« Su actitud audaz cubre algunos de sus problemas de edad, al igual que su tendencia a teñirse el cabello y usar autobronceadores. Los esfuerzos de Trump por ocultar su edad son engañosos, pero también son tácticas comunes para muchas personas que quieren conservar una apariencia juvenil”, añade.

Ser y parecer joven

Aaron Kall, doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Michigan, describe a Trump como un “maestro en el entretenimiento en televisión” que sabe “cómo llegar a la gente”.

“Trump tiene mucha experiencia como actor, es alguien que ha estado en televisión y ha hecho un buen trabajo en crear una imagen más joven, como los actores de Hollywood, a través de maquilladores y otros trucos”, dijo Kall a Efe.

El expresidente estadounidense Donald Trump baila durante la Gala de la Federación Conservadora Afroamericana, el 23 de febrero de 2024 en Columbia, Carolina del Sur.
El expresidente estadounidense Donald Trump baila durante la Gala de la Federación Conservadora Afroamericana, el 23 de febrero de 2024 en Columbia, Carolina del Sur. © Getty Images via AFP

Para estos expertos, esa percepción se ha posicionado con la narrativa permanente de algunos medios en la que Biden es « demasiado mayor ».

“Es una crítica fácil de hacer y algunos periodistas piensan que cuestionar la edad de Biden es una forma de hacer que su cobertura sea más equilibrada (para que no se les acuse de ser anti-Trump)”, dice Vigil, quien considera que Trump ha manejado el tema su edad “de manera más efectiva, básicamente ignorándolo y fingiendo que no se aplica a él, impulsando la narrativa de los medios al presentar a Biden como mucho mayor e incapaz. El apodo de « Sleepy Joe » (soñoliento Joe) utilizado en 2020 es un ejemplo”.

En contraste, afirma la especialista, el presidente ha sido menos eficaz manejando las críticas.

Biden “necesita estar menos a la defensiva y, en cambio, intentar demostrar sus habilidades de una manera más concreta. Su publicación en TikTok para SuperBowl fue una buena forma de conectarse con los más jóvenes. Le va bien cuando está más comprometido con el público y demuestra su empatía. Biden debe hacer que la conversación pase de vieja a sabia”.

Y el mandatario parece apuntar ahora a ello. Durante la reciente entrevista en el programa ‘Late Night’ de NBC, el 27 de febrero, dijo que los votantes no solo deberían considerar la edad de un candidato, sino también “cuán antiguas son sus ideas”.


Mira, quiero decir, este (Trump) es el tipo que quiere hacernos retroceder(…) Quiere que volvamos al caso Roe vs. Wade (por los supuestos planes de Trump de prohibir el aborto en todo EE. UU.), quiere que regresemos a una amplia gama de cuestiones que, durante 50, 60 años, han sido posiciones estadounidenses sólidas, dijo el demócrata. 

El posicionamiento de la gerontocracia en EE. UU.

Aunque el debate actual está centrado en la Presidencia, en las últimas dos décadas ha aumentado también el promedio de edad de los legisladores (varios rondan los 70 años y la edad promedio del Senado es de 65,3 años), según cálculos de la plataforma de estadística FiveThirtyEight, que considera que el actual Congreso es el de más avanzada edad de la historia.

La precandidata republicana Nikki Haley, una de las principales críticas del tema, ha insistido en “dejar atrás las ideas obsoletas y los nombres descoloridos del pasado y que una nueva generación guíe hacia el futuro”.

“No es que EE.UU. haya pasado su mejor momento, sino que nuestros políticos han pasado el suyo”, dijo en febrero de 2023 al anunciar su aspiración presidencial. “No ganaremos la lucha por el siglo XXI si seguimos confiando en los políticos del siglo XX”, añadió.

Para Vigil, “es evidente que en este momento se habla mucho sobre la necesidad de un cambio generacional en el liderazgo, tanto en la Casa Blanca como en el Congreso”.

“La pregunta es cómo superar lo que se ha convertido en el statu quo de las tendencias gerontocráticas que hemos tenido. Para 2024, los favoritos para la Presidencia de Estados Unidos son hombres de edad avanzada, pero ninguno de los dos será un candidato viable para 2028. Yo creo que el próximo grupo de aspirantes representará una gama más amplia de grupos de edad”, añade.

 

En cuanto a la Casa Blanca, el republicano Ronald Reagan (1981-1989), el último mandatario estadounidense nacido antes de la Primera Guerra Mundial, era, antes de Trump y Biden, la persona de mayor edad en llegar a la Presidencia (69 años) y terminó su segundo mandato quince días antes de cumplir 78 años. A esa edad, Biden empezó su Presidencia. Y si Trump gana el 5 de noviembre, superará al actual mandatario como la persona de mayor edad en llegar a la Casa Blanca.

En su momento, Reagan, entonces de 73 años y que anunció una década después que padecía alzhéimer, bromeó en un debate para la reelección: “No haré de la edad un tema de esta campaña. No voy a explotar, con fines políticos, la juventud y la inexperiencia de mi oponente”. Walter Mondale, su rival demócrata, de 56 años, carcajeó y admitió luego que en ese momento supo que había perdido.

Los diez presidentes de mayor edad de EE. UU.

1. Joe Biden (enero de 2021- enero de 2025)

Biden, que cumplió 81 años el 20 noviembre de 2023, tiene el Guinness récord a la persona de mayor edad en asumir como presidente de Estados Unidos: se posesionó el 20 de enero de 2021 con 78 años y 61 días.



2. Donald Trump (2017-2021)

El predecesor de Biden, Donald Trump, es el segundo. Él había logrado antes que Biden el récord Guinness al presidente electo de mayor edad de Estados Unidos al llegar a la Casa Blanca con 70 años y 220 días.

El precandidato presidencial republicano, Donald Trump, habla durante la Conferencia de Acción Política Conservadora, CPAC 2024, en National Harbor, en Oxon Hill, Maryland, el sábado 24 de febrero de 2024.
El precandidato presidencial republicano, Donald Trump, habla durante la Conferencia de Acción Política Conservadora, CPAC 2024, en National Harbor, en Oxon Hill, Maryland, el sábado 24 de febrero de 2024. AP – Jose Luis Magana

 

3. Ronald Reagan (1981-1989)

El también actor se posesionó a los 69 años. Fue el presidente número 40 de Estados Unidos y permaneció en la Casa Blanca durante dos períodos.

El presidente estadounidense Ronald Reagan (R) sostiene el 7 de marzo de 1986 una camiseta con las palabras "Alto al comunismo en Centroamérica" mientras él y la primera dama Nancy Reagan (L) abandonan la Casa Blanca rumbo a Camp David. Reagan fue presidente de Estados Unidos de 1981 a 1989.
El presidente estadounidense Ronald Reagan (R) sostiene el 7 de marzo de 1986 una camiseta con las palabras « Alto al comunismo en Centroamérica » mientras él y la primera dama Nancy Reagan (L) abandonan la Casa Blanca rumbo a Camp David. Reagan fue presidente de Estados Unidos de 1981 a 1989. © AFP – Don Rypka

4. William Henry Harrison (1841)

Fue el noveno presidente de Estados Unidos. Llegó a la Casa Blanca a los 68 años. Harrison murió de neumonía 32 días después de acceder al cargo, finalizando así el mandato más corto en la historia del país.

5. James Buchanan (1857-1861)

Asumió la Presidencia a los 65 años. Fue el mandatario número 15 y el último antes de que se desencadenara la Guerra de Secesión. Además, el único presidente de la historia que estuvo soltero toda su vida.

6. George H. W. Bush (1989-1993)

El presidente número 41 de Estados Unidos asumió con 64 años de edad. Bush padre, como se lo conoce, enfrentó la caída del Muro de Berlín. En 1992 perdió la reelección ante el demócrata Bill Clinton.

El presidente electo George H Bush y su familia celebran su victoria durante el discurso de aceptación, el 8 de noviembre de 1988 en el Centro de Convenciones Brown en Houston.
El presidente electo George H Bush y su familia celebran su victoria durante el discurso de aceptación, el 8 de noviembre de 1988 en el Centro de Convenciones Brown en Houston. © AFP – Walt Frerck

7. Zachary Taylor (1849-1850)

Detrás de Bush, también con 64 años, pero unos 100 días menor cuando fue investido, se encuentra Zachary Taylor. Fue el presidente número 12 de Estados Unidos y gobernó durante 16 meses hasta su muerte en 1850.

8. Dwight D. Eisenhower (1953-1961)

En el octavo puesto está Eisenhower, el presidente número 34 de Estados Unidos, quien llegó a la Casa Blanca con 62 años.

Tenía un gran prestigio por haber sido comandante general de las fuerzas estadounidenses en la Segunda Guerra Mundial, según la página de la Casa Blanca.

El presidente francés, Charles De Gaulle (derecha), y el estadounidense Dwight Eisenhower (izq.) se reúnen en la Casa Blanca el 22 de abril de 1960 durante la visita oficial de cuatro días del general De Gaulle a Estados Unidos.
El presidente francés, Charles De Gaulle (derecha), y el estadounidense Dwight Eisenhower (izq.) se reúnen en la Casa Blanca el 22 de abril de 1960 durante la visita oficial de cuatro días del general De Gaulle a Estados Unidos. © AFP – Sam Shulman

Durante su mandato se puso fin a la Guerra de Corea y durante sus dos periodos trabajó para aliviar las tensiones de la Guerra Fría.  Antes de decidir postularse para un segundo mandato, algo que evaluó fue su edad, dado que, a su juicio, se necesitaban “hombres más jóvenes en puestos de mayor responsabilidad” en un momento de “creciente complejidad”

9. Andrew Jackson (1829-1837)

Andrew Jackson, el séptimo presidente de Estados Unidos, llegó al poder a los 61 años, a punto de cumplir los 62.

10. John Adams (1825-1829)

El antecesor de Jackson, John Adams, asumió la Presidencia con 61 años.

Con Reuters, AP, EFE y medios locales