Chargement en cours

De cara al balotaje, los candidatos para la Presidencia de Argentina parecen estar cabeza a cabeza

De cara al balotaje, los candidatos para la Presidencia de Argentina parecen estar cabeza a cabeza

El 19 de noviembre los argentinos elegirán presidente entre Sergio Massa y Javier Milei. Este tramo final de la campaña se ve marcado por reconfiguraciones en el escenario político.

Con la alianza entre Milei y parte de Juntos por el Cambio, la centro derecha opositora que quedó tercera en la primera vuelta del 22 de octubre, el libertario se aseguró el respaldo del expresidente Mauricio Macri y parte de su coalición, aunque también eso pueda implicar que su campaña tiene menos de su voz y más de una canción cantada, al menos, a dúo. Mientras eso ocurre en el campo libertario, Sergio Massa intenta mostrarse como una alternativa doble: a la vez diferente del Gobierno del que forma parte y distante de Milei. El segundo es un objetivo más claro y fácil que el primero.

Mientras tanto, un faltante de combustible complicó la vida y la economía de las últimas dos semanas en Argentina, aunque sin llegar a niveles de desabastecimiento. Si bien es posible que la situación esté en tren de normalización, da cuenta del equilibrio inestable –o desequilibrio, según quien lo mire– en el que vive la economía del país.

La guerra entre Israel y Hamás sigue siendo tema central en Argentina, donde vive la mayor población judía de América Latina: en esta ocasión, un comunicado de Cancillería generó polémica.

Y el país conmemoró los 40 años de la primera elección que tuvo lugar tras la dictadura de 1976-1983 y que dio inicio al actual período democrático.

Camino a las urnas, segunda parte

Argentina tuvo su primera vuelta electoral el 22 de octubre, ahora va por la segunda, el 19 de noviembre.

El jueves la Asamblea Legislativa proclamó las dos fórmulas que disputarán la Presidencia: la oficialista del ministro de Economía, Sergio Massa, que lleva a Agustín Rossi, actual jefe de Gabinete, como candidato a vicepresidente; y la del diputado libertario Javier Milei, que es acompañado por la también diputada Victoria Villarruel.

La misma jornada estuvo marcada por la divulgación por parte de la Cámara Nacional Electoral de los resultados del escrutinio definitivo (que casi no se desvió del provisorio): Massa obtuvo un 36,78% de los votos y Milei un 29,99%.

Durante los últimos días cobró especial protagonismo en la campaña de Milei el expresidente Mauricio Macri, fundador del PRO, uno de los partidos constituyentes de Juntos por el Cambio, la alianza que quedó tercera en los comicios del 22 de octubre. Días después, la excandidata de ese espacio —tras una reunión de las partes convocada por Macri—

La candidata presidencial argentina por el partido Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, habla con la prensa tras votar en un colegio electoral de Buenos Aires, durante las elecciones presidenciales del 22 de octubre de 2023.
La candidata presidencial argentina por el partido Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, habla con la prensa tras votar en un colegio electoral de Buenos Aires, durante las elecciones presidenciales del 22 de octubre de 2023. © Juan Mabromata / AFP

Ese anuncio generó un quiebre en Juntos por el Cambio, donde partes enteras del espacio declararon que no respaldarían a Milei, ni tampoco a Massa. Especialmente fuerte fue la respuesta de la Unión Cívica Radical, centenario partido político argentino, que desde su incorporación a Juntos por el Cambio había corrido su eje históricamente de centro hacia una derecha. El apoyo de Bullrich a Milei superó los límites de ese movimiento ideológico. Algunos miembros del PRO tampoco decidieron acompañar al expresidente y la excandidata en su flamante alianza con el libertario.

Con la incorporación de Macri a la campaña, la comunicación de Milei comenzó a parecerse más a la que había tenido Bullrich, con eje en la idea de « cambio » y planteando a Massa como la continuidad del kirchnerismo.

La decisión de Milei de aliarse con Macri también llevó a deserciones en su propio espacio, que ven al candidato incumpliendo su compromiso de romper con la « casta », el estatus quo político, en el que se suponía que también estaba Juntos por el Cambio.

Por su parte, Massa intenta, en este último tramo de la campaña, despegarse de esa idea de que es más de lo mismo, que un Gobierno suyo sería la continuidad de esta Administración. Una que entra en su tramo final con más de 40% de pobreza y casi ya con 140% de inflación anual, con él como ministro de Economía desde hace más de un año y como miembro fundacional de la coalición Frente de Todos (hoy Unión por la Patria). Aunque en vez de proponer una idea de ruptura, como Milei, asegura que llamará a un gobierno de unidad nacional, involucrando a todos los sectores. 

Esas dos ideas, más allá de propuestas de políticas concretas, son las que entrarán en tensión cuando Milei y Massa se crucen en el último debate presidencial del 12 de noviembre, que será diferente a los dos anteriores, en los que participaron los cinco candidatos que disputaron la primera vuelta, porque se espera que haya más interacciones.

 

Los candidatos a la presidencia de Argentina Myriam Bregman, Sergio Massa, Patricia Bullrich, Juan Schiaretti y Javier Milei asisten al debate presidencial de cara a las elecciones generales del 22 de octubre, en la Universidad Nacional de Santiago del Estero, en Santiago del Estero, Argentina 1 de octubre de 2023.
Los candidatos a la presidencia de Argentina Myriam Bregman, Sergio Massa, Patricia Bullrich, Juan Schiaretti y Javier Milei asisten al debate presidencial de cara a las elecciones generales del 22 de octubre, en la Universidad Nacional de Santiago del Estero, en Santiago del Estero, Argentina 1 de octubre de 2023. © via Reuters / Pool

 

Los ejes temáticos del debate serán economía, relaciones de Argentina con el mundo, educación y salud, producción y trabajo, seguridad, y DD.HH. y convivencia democrática. Los candidatos no podrán llevar papeles escritos con información, aunque sí podrán tomar anotaciones a lo largo del debate. A diferencia de lo que ocurrió en los otros dos anteriores cara a cara, podrán salir de detrás de los atriles y moverse por el escenario cuando están en uso de la palabra.

El escenario será la facultad de derecho de la Universidad de Buenos Aires y tendrá lugar desde las 9 de la noche (hora local). Se prevé que dure cerca de dos horas.

Hasta el momento no está claro que uno u otro candidato tenga una especial ventaja sobre el otro: las encuestas no dan cuenta de una preferencia masiva y concluyente por Milei o por Massa.

Falta de combustibles

Desde la semana anterior hubo falta de combustible en las estaciones de servicio del país, con largas filas para cargar y conductores que tenían que recorrer varios puntos hasta encontrar un lugar donde hubiera despacho. La situación empezó a mejorar durante la mitad de esta semana, pero todavía no está totalmente resuelta.

Las principales productoras y distribuidoras del país dijeron que el problema tuvo como causa una combinación de factores: aumento extraordinario de la demanda por parte del sector agrícola, paradas programadas en refinerías, y la propia corrida generada por la expectativa de desabastecimiento. Esto, además, estuvo acompañado por una falta de acceso a divisas para importar.

Un cartel que dice "No hay naftas (gasolina) ni diesel" en una gasolinera durante la escasez de combustible en Buenos Aires, Argentina, el 30 de octubre de 2023.
Un cartel que dice « No hay naftas (gasolina) ni diesel » en una gasolinera durante la escasez de combustible en Buenos Aires, Argentina, el 30 de octubre de 2023. REUTERS – TOMAS CUESTA

El ministro de Economía y candidato, Sergio Massa, exigió que la situación se normalizará cuanto antes. El contexto es uno de disparidad de precios entre el combustible que se venden en Argentina y los precios internacionales de esos productos. Como parte de las medidas para solucionar el problema, el Gobierno destrabó las divisas para poder importar barcos con combustible y postergó hasta febrero de 2024 un aumento de impuestos que impacta en el precio de los mismos. Y en los últimos días venció un acuerdo de precios que no permitía a las petroleras aplicar aumentos. Tras el vencimiento del acuerdo, los combustibles subieron hasta casi un 10%.

Polémica por comunicado de la Cancillería sobre la guerra entre Israel y Hamás

La Cancillería argentina viene siguiendo de cerca la guerra entre Israel y Hamas, desatada el pasado 7 de octubre tras el ataque lanzado por el grupo islámico sobre territorio israelí.

Se trata de un tema sensible en un país en el que vive la mayor población judía de América Latina, y que además fue blanco de dos atentados con bomba en 1992 y 1994, contra la embajada de Israel y contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en los que murieron decenas de personas y cientos resultaron heridas. 

Ese mismo día —el 7 de octubre—, la Cancillería emitió un comunicado condenando « las acciones terroristas de Hamás contra el territorio israelí ». Luego emitió otros comunicados vinculados con el conflicto, entre otros para pedir por la liberación de los rehenes. Se estima que alrededor de un 10% de los secuestrados por Hamás podrían ser ciudadanos argentinos.

El pasado miércoles el Ministerio de Relaciones Exteriores publicó un nuevo comunicado, en el que condenó « el ataque de las Fuerzas de Defensa de Israel contra el campo de refugiados de Jabalia, en el norte de Gaza, el cual produjo cientos de muertos y heridos ». Y llamó a « detener inmediatamente los ataques dirigidos contra la infraestructura civil ». En el mismo texto insistió en la condena al ataque de Hamás del 7 de octubre, reconoció el derecho de Israel a la legítima defensa y pidió que Hamás libere a los rehenes que tomó en ese día.

Los palestinos buscan víctimas un día después de los ataques aéreos israelíes contra casas en el campo de refugiados de Jabalia, en el norte de la Franja de Gaza, el 1 de noviembre de 2023.
Los palestinos buscan víctimas un día después de los ataques aéreos israelíes contra casas en el campo de refugiados de Jabalia, en el norte de la Franja de Gaza, el 1 de noviembre de 2023. © Reuters / Stringer

Poco después de difundirse el comunicado, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) criticó el documento y el propio Sergio Massa retuiteó un mensaje de un senador que hacía referencia a una nota periodística en la que se comparaba el comunicado de la Cancillería Argentina con las decisiones que habían tomado los gobiernos de Colombia y Chile. Esos dos países habían hecho algo diferente: llamaron a consultas a sus embajadores en Israel. 

40 años del triunfo de Raúl Alfonsín en las presidenciales de 1983

El lunes se cumplieron cuatro décadas de ese hecho histórico: el 30 de octubre de 1983, los votantes que concurrieron a las urnas nuevamente tras siete años de dictadura militar, eligieron a Raúl Alfonsín, de la Unión Cívica Radical, como primer presidente de esta etapa democrática. Su gobierno no fue una tarea fácil: debió enfrentar los coletazos de la dictadura, se realizaron los juicios a las juntas militares, luego se dio marcha atrás en ese sentido con las leyes de obediencia debida y punto final (anuladas en 2003) y se cambió la moneda del peso al austral. El mandato de Alfonsín terminó con una hiperinflación que forzó su salida anticipada del poder.

Un hombre camina junto a pancartas alusivas a la celebración del 40 aniversario del retorno de la democracia y la elección del fallecido expresidente (1983-1989) Raúl Alfonsín el 30 de octubre de 2023, en Buenos Aires.
Un hombre camina junto a pancartas alusivas a la celebración del 40 aniversario del retorno de la democracia y la elección del fallecido expresidente (1983-1989) Raúl Alfonsín el 30 de octubre de 2023, en Buenos Aires. © Luis Robayo / AFP

Ese primer gobierno contuvo algunos elementos fundacionales que marcaron todo el devenir democrático de estas décadas: la centralidad de los derechos humanos y los procesos contra los responsables de la represión ilegal, la discusión sobre la ampliación de los derechos sociales, la tensión y disputa política entre el peronismo (que perdió esas primeras elecciones) y fuerzas que se presentan como alternativas a ese movimiento –una hegemonía que parecía estar en proceso de ruptura con la emergencia de Milei, pero ahora queda en duda con su asociación con Macri–, y un estado de recurrentes crisis económicas, con un fuerte componente inflacionario, que el país no parece poder resolver.

Con todo, este es el período democrático más extenso de la historia argentina en los que, recordó en un reciente comunicado la Cámara Nacional Electoral, se llevaron a cabo « 33 procesos electorales nacionales íntegros, de diversas características; todos con resultados aceptados y reconocida e indiscutida legitimidad ».